Posteado por: Skurch | 12 diciembre 2015

La música de tu (otra) vida

Vamos, vamos, no nos envaremos y saquemos ese dedo meñique cuando hablamos de música.

Que sí, que adoras a grupos que son la leche, a cantantes que tienen sus letras escritas en la gran piedra fálica de la historia, pero sabes que en el fondo te emocionas con cualquier cosilla que te toca donde nadie suele tocarte (buf, que visión más terrible). Es música que puede que hayas escuchado hasta la saciedad por algún motivo: quizás esté relacionada con un momento de tu vida como cuando te enamoraste por primera vez, o porque sonaban de fondo en una experiencia que te llenó de éxtasis (borra esa sonrisa libidinosa, no me refiero a eso). Y es música que no admitirías en público. Que apenas debes echarle un vistazo con los ojos entrecerrados de indiferencia. Pero… el caso es que unas emociones muy poderosas están ligadas a esa melodía y, como yonkis emocionales que somos, hace tiempo que hemos agotado al camello que nos traía nuestra dosis. Las pusimos tantas veces que dejaron de traernos nuestro subidón. Es como repetir muchas veces una palabra, empieza a carecer de sentido y comienza a ser solo una colección de sonidos. A veces, si hace mucho que no las oyes, quizás te sorprenda ligeramente volver a escucharla de improviso, y traiga la sombra de aquellas sensaciones, pero pasan pronto y todo se olvida.

Pero a veces vuelven.

Vuelve esa música vestida con nuevas ropas y colores, profundos pliegues y con un andar poderoso que te deja sin aliento. Y no puedes hablar de ello, porque en definitiva no es más que algo estúpido… una vergüenza inconfesable. Excepto aqui. Aquí puedes hablar de lo que te de la gana.

Hoy, a una semana del estreno, te hablo de algo tan nimio como la música del trailer de Star Wars: el despertar de la fuerza. Y a la vez tan profundo.

Primero escucha, pero hazlo con los ojos cerrados, con auriculares si es posible.

Déjate llevar.

 

Si has sentido un escalofrío por todo el cuerpo no te preocupes. Solo significa que no estás muerto por dentro.

Supongo que esta emoción será muy diferente según la generación y aficiones de cada uno. Pero si estás en este blog, algo me dice que has sentido lo mismo que yo. Este John Williams…

Verás, esa nota de piano, simple, con un cierto eco te trastoca. Luego se une otra más alta, sostenida, para más tarde entrar con un profundo tono, que desemboca en una de las melodías más conocidas y dulces de Star Wars (coros incluidos), que nos transportan a ese extenuante final de “El Imperio Contrataca”, que nos dejó llenos de dudas y a la vez esperanzados. Pero cuando comienzan los épicos, atronantes, sobrecogedores tonos de Throne Room en un tempo más reducido, más profundo y con esos tambores con matices metálicos tan inquietantes que te dan ganas de cuadrarte y ponerte a las órdenes del Nuevo Emperador… y alargando luego el final para llevarnos más allá de la melodía… y esas notas finales de fondo recordando lo que tanto deseas que llegue…

Sí, es tremendo.

Y es tan sublime por dos razones: una, porque juega con unas melodías escuchadas mil veces, pero logra convertirlas en algo nuevo. Hasta ahí, de acuerdo. Pero también consigue inspirarte nuevas ideas sobre personajes y mundos que están ya integrados en tu ADN. Creciste con Star Wars en tu imaginario, con todo su universo, condensado en tres películas que se grabaron a fuego en tu tierna masa cerebral, y estas notas han vuelto como si el puzzle que resolvieras con ellas diera otro escenario distinto. Y se abren mil posibilidades en tu cabeza.

Y es que el mundo de Star Wars está bien construido, construido de cojones, aunque si pensáramos por un momento como lectores de ciencia ficción dura podríamos torcer el gesto, pero su fantasía es consistente en sí misma, redondeada por el manoseo, y a los hechos me remito: tres décadas después de las películas originales no lograron encontrar aristas. Suave, gustoso, agradable al paladar…

Por eso estas notas traen algo nuevo a nuestro imaginario.

No quiero entrar en las múltiples posibilidades que se abren en mi mente, porque no quiero estropear la película a nadie, no vaya a ser que acierte. Quizás esta nueva película sea un pestiño o tan extraordinariamente pretenciosa que me salten los empates de las muelas. Ya te contaré. Pero lo que sí es cierto es que despierta esa gran pregunta que siempre tuve con Star Wars cuando destruyen la segunda Estrella de la Muerte y con ella al Emperador: ¿Y ahora qué?

El Imperio Romano se fragmentó en mil pedazos cuando cayó. Estos bienintencionados (supuestamente) rebeldes pueden ser la pera luchando y dando la vida por sus ideales, pero… ¿gobernar una galaxia? ¿una galaxia unida? Hum… a mi mente acuden Hari Seldon para decirme que él, una leyenda como no habrá otra, solo logró reducir los treinta mil años de caos y sufrimiento humano entre la caída del Primer Imperio y la aparición del Segundo a mil años, merced a su psicohistoria y un plan tan genial como complejo.

Mil años.

¿Cuánta generaciones son eso? Vale, es un buen cálculo, pero vuelve a hacer la cuenta, chato, porque quizás has tomado una edad media para cada generación algo generosa. Hazme caso. La gente se apresura a procrear cuando su esperanza de vida es más baja que la de su abuelo.

En fin, surgen muchas preguntas, y todas relacionadas también con esos maravillosos personajes que dejamos en la trilogía original. ¿Qué fue de ellos? Después de las perdices hay que seguir viviendo, ¿no? Pero una cosa más, algo que nos encanta a todos… ¿y sus descendientes? ¿continuarán la épica de sus ancestros? ¿Y serán dignos de ella?

Aaah, la alargada sombra de los héroes es mucho más amplia y fría para sus hijos…

Buf. Tranquilo. Es mejor parar. O ponerse a leer. O escribir.

De momento, escuchemos de nuevo con los ojos cerrados…

Mis agradecimientos infinitos a SGTBizarro por las horas que habrá empleado para entresacar la música del trailer. Y mi admiración.

Vídeo original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: